Hotel Villa Tequila

El tequila es la bebida más icónica de México. No importa a donde se vaya en el mundo, al mencionar México, casi siempre lo primero que se viene a la mente es “tequila”.

Como muchas bebidas tradicionales en el país, el tequila tiene un proceso de producción minucioso y fascinante. Mientras que la fermentación, la destilación y el añejamiento son tal vez las etapas más conocidas, todo comienza con la coa, la herramienta principal de un jimador.

El papel del jimador en la producción de tequila

El jimador es un personaje fundamental en la producción de tequila. Es quien se encarga de cosechar el agave que será utilizado para hacer esta bebida.

El trabajo de jimador es muy antiguo y normalmente se hereda de padres e hijos. Es un estilo de vida en el que las personas entregan su fuerza y conocimiento del agave para recolectar los corazones de esta planta que son la parte que se utiliza para la producción del tequila.

La coa es la compañera fiel del jimador, fue inventada por indígenas de acuerdo a sus necesidades y es utilizada desde más de 500 años. El origen de su nombre es taíno y significa hoja de labranza. Se trata de una paleta delgada en forma redonda y la firmeza de su poste, así como el filo de su hoja, la convierten en una herramienta ideal para eliminar la flor del agave, cortar las hojas de la planta y, finalmente, recoger el corazón –también llamado “piña”- de manera rápida, pero meticulosa. Pesa aproximadamente ocho kilos, por lo que saber maniobrarla correctamente es un trabajo admirable.

El jimador y su coa son esenciales en la producción de esta emblemática bebida que, sin duda alguna, está llena de historia, tradición y sabores de la tierra.

La mejor manera de conocer de cerca el proceso de fabricación del tequila y de ver en acción a los jimadores utilizando sus coas para cosechar el agave es visitando el Pueblo Mágico de Tequila en el estado de Jalisco. Aquí, además de poder disfrutar del fascinante paisaje agavero y de realizar recorridos por las diferentes casas tequileras, se puede disfrutar de un agradable ambiente colonial el cual es coronado con hermosa arquitectura y deliciosa gastronomía.

Una excelente experiencia es la que ofrece Fábrica La Rojeña a través de los campos de agave de Jose Cuervo.

Tequila es uno de los mejores destinos para disfrutar y aprender más sobre las tradiciones mexicanas. Lo mejor de todo es que es ideal para visitar con amigos, en pareja o con toda la familia.