Hotel Villa Tequila

Desde hace algunos años, en México se creó el programa “Pueblos Mágicos” en el que se reconoce a los pequeños destinos que tienen una gran riqueza histórica, cultural y gastronómica. Los atributos simbólicos de estos poblados, así como sus fascinantes tradiciones, leyendas y manifestaciones folclóricas, los convierten en un lugar irresistible para todas las personas que los visitan.

La Secretaría de Turismo de México es la entidad que define a los Pueblos Mágicos como: “Localidades que a través del tiempo y ante la modernidad, han conservado su valor y herencia histórica cultural, y la manifiestan en diversas expresiones a través de su patrimonio tangible e intangible.”

En 2003, Tequila recibió el nombramiento de Pueblo Mágico, gracias a todas las joyas históricas y arquitectónicas que aquí se pueden encontrar, así como por su deliciosa oferta gastronómica y, por supuesto, por sus excepcionales campos de agave que dan origen al tequila, la bebida mexicana por excelencia.

Uno de los tesoros que hicieron que Tequila recibiera la categoría de Pueblo Mágico es el Templo de Santiago Apóstol, la construcción religiosa más antigua e importante en la localidad y su fiel vigilante desde el siglo XVII.

 

Arquitectura del Templo de Santiago Apóstol

La edificación de este templo estuvo a cargo del alarife Martin Casillas, quien concibió un edificio sencillo, pero con una gran belleza.

Su fachada fue construida con piedras de la región y en ella se pueden observar querubines tallados, columnas dóricas y una bella escultura de San Miguel Arcángel.

Su interior también cuenta con un encanto muy especial, con bóvedas llamativas y ventanas con vitrales realizados cuidadosamente. El retablo principal, una de las tantas joyas de este templo, es de estilo neoclásico y su atrio alberga una escultura de Santo Toribio Romo (un sacerdote jalisciense de principios de 1900, que fue beatificado por el Papa Juan Pablo II), la cual está acompañada por fuentes de estilo colonial y dos querubines.

Sin duda alguna, un recorrido por el centro histórico de Tequila, inaugurado por una visita al Templo de Santiago Apóstol, permite comprender inmediatamente el por qué este destino es uno de los Pueblos Mágicos más hermosos en México.