Hotel Villa Tequila

 Producción mágica llena de colores y espiritualidad

México es un país que aún puede presumir la riqueza cultural de las comunidades indígenas que aquí habitan. De norte a sur, y de este a oeste, los parajes más hermosos y encantadores del país son favorecidos con la presencia de comunidades que resguardan y promueven sus más profundas tradiciones indígenas. Tal es el caso de los huicholes, uno de los grupos étnicos que mayor fascinación causan en México.

También conocidos como wixárikas –su nombre original en su lengua indígena-, habitan en el oeste central del país, principalmente en los estados de Jalisco y Nayarit, pero también tienen presencia en Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Son una de las comunidades indígenas mejor preservadas del país, ya que han sido muy celosos de sus tradiciones, manteniendo vivas sus milenarias costumbres sociales, culturales y religiosas.

Entre sus bellas tradiciones se puede destacar su arte, el cual se basa en la tierra, el agua, el aire y el fuego –los cuatro elementos de la creación- y que está inspirado en lo que los ojos de los artesanos ven en su día a día: la luna, el sol, el mar, las montañas, los árboles y los animales.

 

Origen del arte huichol

El arte huichol es una de las expresiones artísticas más folklóricas de México. Se caracteriza por el uso de muchos colores, materiales como estambre y chaquira, y diseños que algunos consideran un tanto psicodélicos.

Los artesanos huicholes plasman en sus obras parte de sus raíces y costumbres. Para ellos cada pieza tiene un gran valor, pues su elaboración requiere de mucho trabajo, paciencia y amor.

Se dice que el origen de sus artesanías viene de una tradición ancestral en la que los chamanes (o marakames) injerían peyote –su cactus sagrado-, el cual posee efectos alucinógenos y les hacía tener visiones que les permitían atravesar el umbral de lo desconocido y relacionarse con lo divino. Así, siguiendo esta tradición, los huicholes, que son un pueblo profundamente religioso, pueden plasmar su cosmovisión en el hermoso y colorido arte que producen.

Hay muchos encantadores destinos donde se puede admirar arte huichol. Uno de ellos es el Pueblo Mágico de Tequila en Jalisco, conocido por ser la cuna de la bebida más icónica del país.

Aquí, además de comprar hermosas piezas elaboradas por esta comunidad, se puede disfrutar de otras de sus manifestaciones artísticas como la música y la danza, las cuales presentan en las calles del pueblo.

El arte huichol es una tradición que llena de orgullo a México y que sorprende a propios y extranjeros.